La primavera dentro

Fotografía: @minas_de_sal Llevo bufanda, bufanda y gorro de lana y esto no sería algo digno de comentar de no ser porque hoy es 10 de abril, de un abril lleno de invierno, de un abril en el que no deja de llover. Los días de este insólita primavera no están llenos de luz, son grises.... Leer más →

Sexo y premoniciones.

  Parece mentira lo que cambia una casa dependiendo quién sea quien entre por la puerta. Desde que ayer entró Mónica todo son risas y conversación y lo más increíble de todo por primera vez en quince días las niñas ayer decidieron no pasar de nosotros y cenar en casa, todo un honor teniendo en cuenta... Leer más →

Sin metas ni mapas

He encontrado la vieja libreta que llevamos en nuestro viaje al sol. Te acuerdas? aquella mañana toqué el timbre de tu casa con una mochila y una sonrisa, tardaste en abrir y yo me impacienté. Cuando por fin lo hiciste subí los escalones de dos en dos y entre en tu piso como un huracán.... Leer más →

Dormir a deshoras.

  Tenía el pelo revuelto, una sonrisa boba, los pies fríos y hacía equilibrios para no caerme de la cama. Una cama grande de la que habíamos decidido sólo usar una pequeña parte. Nuestro lado de la cama. Lo decidimos juntos, -¿dónde duerme ella?-pregunté con miedo a que dijeses por todos lados. - En el... Leer más →

Nuestra lluvia, mis charcos

Era uno de esos días soleados de Mayo, de primavera incipiente, de primavera brotante que no termina de arrancar, un día que anunciaba calor, aunque el hombre del tiempo presagiaba “un día lluvioso”, lluvias torrenciales, tormentas, rayos y centellas, pero yo no escucho al hombre del tiempo, no me interesa, no me atrae la idea... Leer más →

De donuts y olas

  Sabes esas veces que piensas...si me subo en esa valla me caeré, si toco la plancha me quemaré, si me como ese donut no podré comer nada más en todo el día...pues bien yo soy de las que se sube a la valla, toca la plancha para comprobar la temperatura y no me conformo... Leer más →

no es un gato cualquiera

  Entré en la habitación y la vi flotando, sola, en el centro, diluyéndose poco a poco, una sonrisa grande, amplia, llena de blancos dientes. Una sonrisa que me hizo sonreír.Una sonrisa que segundos después había desaparecido. Una sonrisa que ya no pude borrar de mi cabeza, de mi tripa, de mi pecho, de mis... Leer más →

Limones Violetas

  Desde el primer día Violeta ha disfrutado de la atención de todos. Su piel está curtida por el sol y el aire, sus pies son pequeños pero grandes de no vivir apresados. Violeta tiene caderas anchas, más anchas desde que albergó vida, y le gusta moverlas al ritmo de la música mientras sirve mesas... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑